Nuestros finalistas de la Bienal 2020.

En el Salón Colombiano de Fotografía invitamos a nuestros finalistas para que nos compartan detalles de su obra ganadora, sus experiencias en el mundo de la fotografía y algo más.

El es Sebastián Ballesteros ganador de la categoría individual, tema Naturaleza, de la ciudad de Bogotá, con su obra “Espuma anfibia”.

Escucha el PODCAST del Salón con la entrevista completa (24:07):
https://anchor.fm/saloncolombianofotografia/episodes/Ganador-categora-individual-tema-naturaleza-Sebastin-Ballesteros-Espuma-anfibia

Salón Colombiano. Bienvenido Sebastián, cuéntanos un poco tu historia y trayectoria en la fotografía.

Sebastian. Vivo en la Sierra Nevada de Santa Marta desde hace 11 años y soy un amante de la naturaleza; he trabajo la fotografía con el enfoque principal en las aves. Aquí hay mucha variedad, hay varias especies que solo se encuentran en la Sierra Nevada de Santa Marta.

Estudié fotografía en Bogotá en la Academia Francesa de la Imagen y también tengo estudios en Biología por lo que tengo conocimiento en fauna, flora y ciencias naturales.

Mi fuente de ingreso es el turismo, tengo una empresa que se llama Nature Colombia Tours y organizamos principalmente expediciones para observar y fotografiar aves y fauna y también lo hacemos en otras regiones del país. Pero nuestra base es en la Sierra Nevada de Santa Marta donde vivimos y además en la casa tenemos un observatorio para observar aves, cerca hay un bosque y atraemos a las aves con comida y las personas vienen y esperan las aves para fotografiarlas y observarlas. Cada día en el campo el ritmo es diferente, con rutinas más flexibles y puedo estar cerca a lo que me gusta que es la naturaleza, las aves, los anfibios y reptiles.

La foto con la que participé en el Salón Colombiano es un evento que se llama amplexos, que es el momento en que se aparean las ranas. Son unas ranas grandes que se llaman Leptodactylus savagei y en la foto solo se observa el macho, la hembra está debajo, en ese momento los dos producen una espuma de esperma y gametos sexuales y es ahí donde se fecundan los huevos, a veces la espuma es tan exagerada que la hembra queda totalmente sumergida como en el caso de esta foto ganadora.

La foto es de noche, tomada con una Nikon D7100 y un teleobjetivo 300 mm, con flash externo. Las ranas se quedaron ahí un buen rato mientras tomamos la foto y luego se fueron, allí queda la espuma con los huevos que siguen su ciclo natural.

Salón Colombiano. ¿Porque decidiste participar con esta foto en el Salón Colombiano de Fotografía Bienal 2020?

Sebastián. La foto me gusta mucho, es una foto diferente a la mayoría de las fotos de ranas. Para participar hice una preselección de fotos, aunque fue mi novia la que me dijo que participara con esta, que esa iba a ganar, y tenía razón. Ella estuvo en el momento de la foto y me ayudo con la iluminación. Participe con otras 2 fotos más y ésta.

Salón Colombiano. ¿Has participado en más concursos?

Sebastián. He participado en otros concursos hace varios años y el año pasado comencé a buscar, me di cuenta que hay muchos concursos internacionales y participé en algunos de los que estoy esperando resultados.

He tenido menciones, pero este es el único concurso en el que he ganado.

La fotografía de naturaleza no es precisamente la que te va a hacer ganar dinero como sí lo hará la de moda o producto, aunque últimamente se ha visto un auge por la cuestión del medio ambiente y la naturaleza se está moviendo más, veo gente con cámaras y buenos equipos fotográficos, eso está bien, porque la fotografía es un medio para acercarse a la naturaleza y al mundo del que nos hemos alejado tanto. De alguna forma esto hace que la gente pueda percibir y captar momentos que pasan desapercibidos y se pueden dar cuenta de la maravilla de la que estamos rodeados.

Salón Colombiano. ¿Cómo decidiste participar en el Salón?

Sebastián. Me enteré por internet y ya conocía algo del Salón Colombiano de Fotografía, pero no recuerdo que la categoría naturaleza existiera antes. La pandemia ayudó porque antes de la pandemia teníamos mucho trabajo, pero en el turismo el receso ha ocasionado que baje la intensidad y con los viajes uno no alcanza a procesar todas las fotos que se toman y a borrar la basura. Este receso ha permitido revisar el material y buscar concursos.

La fotografía de naturaleza te lleva muchas veces a la frustración porque es un reto; el único lugar seguro es el de los comederos para que los pájaros lleguen y uno puede crear la foto con fondos y atraerlos con comida, pero la gran mayoría hay que ir a buscarlas al bosque, a los senderos, mojarte, embarrarte, aguantar los zancudos y, bueno…

Requiere que tengas el buen equipo, lente adecuado, cámara rápida y armado hasta los dientes. No es suficiente eso, hay que tener conocimiento de la naturaleza, comportamiento de las aves, las temporadas de apareamiento, migraciones, hay mucha complejidad y es un reto. Hay personas que se molestan porque quieren la foto perfecta, pero a veces no ocurre y eso es lo chévere, que no es fácil que hay que volver y cada momento y cada foto es diferente.

Salón Colombiano. ¿Cuál fue tu reacción al ser el ganador de Naturaleza?

Sebastián. Fue una emoción tremenda, yo lo esperaba de alguna forma porque me habían contactado para pedirme una foto mía, pero no necesariamente era para la foto ganadora. Estaba con mi novia y fue de grito y abrazo, vimos la transmisión en vivo y fue aún mas emocionante.

Salón Colombiano. ¿Cuál es tu cámara?

Sebastián. Hay una frase que me gusta mucho y es que la mejor cámara es la que tiene uno, la que usas, la que dispones. Ahora tengo una Nikon D500 y Nikon D7100. Mi primera cámara réflex digital fue Nikon D60 y fui escalando. La Nikon D500 me gusta porque en la fotografía de aves la gran carencia es la luz, porque la mayoría están en el bosque y esta cámara tiene una reducción de ruido muy bueno en esos altos y las fotos quedan aceptables. Uso un lente 300 mm f4 distancia focal fija y lo uso con tele convertidor, flash y también tengo otros lentes.

Salón Colombiano. ¿Qué consejo le darías a las personas que desean aventurarse en el mundo de la fotografía de aves?

Sebastián. Se trata no sólo de la fotografía, sino también de la naturaleza y hay que aprender de ambos. Mi razón por la que tomo fotos es para aprender de la naturaleza. Para tomar estas fotos lo primero es el respeto por la naturaleza, hay que establecer límites y sentido común, sin lastimar o invadir a un animal. Como hay mucha competencia, hay fotógrafos que pueden pasar los límites por pavonearse y tener la mejor foto.

“A Gem in the forest” foto Sebastián Ballesteros

“Coeligena phalerata detail” foto Sebastián Ballesteros

Salón Colombiano. ¿Qué es para ti la fotografía?

Sebastián. Es un mecanismo, una manera de observación el mundo natural, tratar de entenderlo y en este mundo que vivimos es una manera excelente de llevar una realidad a las personas que se han desconectado de la naturaleza y poder mostrarles que estamos en el país en que hay más aves en el planeta, somos privilegiados pero lamentablemente el modelo de vida basado en el dinero nos ha llevado a alejarnos de esto y la fotografía cumple un papel importante para despertar a la gente ante la naturaleza y muchos lo han hecho para salir a explorar y disfrutarla.

Salón Colombiano. ¿Cuándo estás de guía enseñas de fotografía?

Sebastián. He tenido la experiencia de transmitir algún conocimiento con los turistas. Muchos tienen buenos equipos que de pronto nos saben usar muy bien y a veces el tour se convierte en un taller de fotografía, ese es otra esfera que uno puede explorar en el turismo, el turismo de fotografía de naturaleza, para personas que buscan la foto perfecta y pueden permanecer horas frente a un comedero esperando el pájaro.

Salón Colombiano. Sebastián muchas gracias por tu tiempo ¿quisieras decir algo más?

Sebastián. Primero agradecer al Salón Colombiano de Fotografía por haber seleccionado la foto, es muy importante que se hagan estos eventos y dar este reconocimiento al trabajo de la gente, hay muchos tomando y haciendo esto muy bien y esto incentiva.

Lo que le falta a la fotografía de naturaleza es visibilizarse.