Nuestros finalistas de la Bienal 2020.

En el Salón Colombiano de Fotografía invitamos a nuestros finalistas para que nos compartan detalles de su obra ganadora, sus experiencias en el mundo de la fotografía y algo más.

El es Ariel Arango, ganador en la categoría series, tema Cultura e identidad territorial, con su trabajo “Ofrenda, armonía y equilibrio desde el corazón de la tierra”

Escucha el PODCAST del Salón con la entrevista completa (14:20):
https://anchor.fm/saloncolombianofotografia/episodes/Ganador-tema-Cultura-e-identidad-territorial-Ariel-Arango-Ofrenda–armona-y-equilibrio-desde-el-corazn-de-la-tierra-e1432nr

Salón Colombiano. Bienvenido Ariel y gracias por aceptar nuestra invitación para conocer más sobre tu trabajo como fotógrafo.

Ariel. Como todo, en algún momento de la juventud uno tiene que decidir qué va a hacer de su vida.
De niño hacía teatro, estaba muy interesado en la música, tocaba flauta traversa, me interesaba también mucho la literatura, y me gustaba muchísimo el cine.

Desde muy joven comenzamos a ir a los cineclubes de acá del centro de Bogotá con mi hermano y la verdad que esos eran momentos que atesoro muchísimo y creo que terminaron finalmente en la decisión de estudiar cinematografía, porque justamente es un arte que combina todas las anteriores. La fotografía también me interesaba mucho y el cine lograba reunir todo esto.

Me interesaba viajar, quería irme a Argentina que tenía una historia muy interesante alrededor de la industria cinematográfica, allí hice la carrera de Realización Integral de Cine y televisión del Centro de Investigación Cinematográfica CIC, también hice los cursos de dirección de fotografía en la escuela del SICA (sindicato de la industria cinematográfica) e hice los primeros cursos de la carrera de cine documental de Universidad Popular de las Madres de la Plaza de Mayo. Esos fueron mis espacios de formación, cuando terminé la carrera surgió la posibilidad con unos amigos de viajar en una casa rodante por el cono sur, un tiempo produciendo contenidos, imágenes, videos. Mi tesis de grado de la universidad fue en súper 16 milímetros, una propuesta muy contemplativa, en un lenguaje documental con un campesino en la pampa argentina, un gaucho; la sorpresa fue que mientras hacíamos este viaje, el cortometraje comenzó a recorrer distintos festivales y entre ellos vino al festival de cine de Cartagena en el 2013.

Fue la oportunidad para volver a Colombia, cuando regresé me encuentro con un panorama socialmente peculiar, intenso, políticas que habían llevado al país en ese momento a un paro agrario nacional; hablo de esto porque luego va a tener relación con el trabajo que ganó en el Salón Colombiano de Fotografía. Comencé a ir al Norte del Cauca, conocí el proceso de los Nasa, veía que ahí había un mensaje muy especial tanto por su proceso político, como por su proceso cultural e histórico y me enamoré del Cauca.

Desde mi labor como documentalista se hizo un documental en ese momento, Sangre y Tierra que ha sido muy visto. Hemos tenido afortunadamente muchísimos espectadores.

“Debemos seguir caminando sobre la huella de nuestros mayores porque hoy nos corresponde dejar un sendero para que nuestros hijos puedan seguir caminando con libertad el territorio porque la libertad del territorio es el nacimiento de la libertad de los pueblos.”

“OFRENDA, Amonía y Equilibrio Desde el Corazón de la Tierra” es la serie fotográfica que surge después de este documental, la cual fue ganadora del Salón Colombiano de Fotografía de Medellín, un homenaje a las prácticas comunitarias, al encuentro, a la cultura, a las danzas y la música tradicional como un espacio que vincula, que invita a proteger y cuidar, de ofrendar al territorio a través de la ritualidad.

Serie Ofrenda, armonía y equilibrio desde el corazón de la tierra. Ariel Arango

Serie Ofrenda, armonía y equilibrio desde el corazón de la tierra. Ariel Arango

Serie Ofrenda, armonía y equilibrio desde el corazón de la tierra. Ariel Arango

Las 3 fotos que están dentro de esta serie que fue ganadora giran en torno a un ritual que es el Saakhelu kiwe kame, el ritual de la Ofrenda que se realiza cada año. Es un espacio en el que se encuentra la comunidad en distintos espacios del Cauca y es muy interesante porque allí comienza un proceso de recuperación y fortalecimiento de estos rituales. Como bien se ve en esas fotografías, son bastantes concurridos por la comunidad y puedes encontrar hasta 7mil y 8mil personas participando. Este ritual porta un mensaje muy potente para la sociedad en general; tiene que ver con la salvaguardia de semillas propias, un ejercicio de soberanía y seguridad alimentaria alrededor de la cultura, del encuentro y la prolongación de la vida.

Luego el proyecto se amplía muchísimo más, no gira solamente entorno del ritual, a pesar de que las fotos que ganaron pertenecen a esto. Actualmente estamos en un proceso editorial con nuestra editorial propia, para la publicación del libro de este proyecto.

“Ofrenda “es un trabajo que lleva realizándose 6 años, para comenzar a materializar este libro que en realidad es un proyecto de 3 libros. Este año aspiramos que para octubre salga el primer libro, “Armonía y equilibrio desde corazón de tierra”, luego saldrá “Historias del color de la tierra” y luego un tercer libro.

Serie Ofrenda, armonía y equilibrio desde el corazón de la tierra. Ariel Arango

Serie Ofrenda, armonía y equilibrio desde el corazón de la tierra. Ariel Arango

Serie Ofrenda, armonía y equilibrio desde el corazón de la tierra. Ariel Arango

Serie Ofrenda, armonía y equilibrio desde el corazón de la tierra. Ariel Arango

Salón Colombiano: ¿Cómo te enteraste del Salón Colombiano de Fotografía?

Ariel: Bueno, dentro de la agenda siempre está enviar formularios a las convocatorias y esta vez pues bueno, tuve la oportunidad de concursar y de salir beneficiado de esta convocatoria y estoy muy contento.

Salón Colombiano: ¿Por qué la serie es en blanco y negro?

Ariel: Acá lo que me interesaba era hacer énfasis en lo que estaba sucediendo, me gustó que fuera en blanco y negro porque te da la posibilidad de tener muchos matices de grises, negros, blancos, o sea, la gama que te da es distinto cuando tienes tonos de color. El amarillo, rojo o azul es la posibilidad de una gama en la escala de grises diferente, puedes lograr a través de cada color que tengas en tu mano un tono de gris distinto y esa riqueza en grises también es muy interesante.

Me pareció importante que fuese en blanco y negro también porque al ser un ritual que se había perdido, había sido prohibido y se había recuperado hoy, cuando miras estas fotografías diera la sensación que son fotografías antiguas y también es un ejercicio de lo atemporal, de algo que puede ser pasado, que rememora el pasado, pero que en verdad es presente.

A mi la fotografía en blanco y negro me invita siempre a fijarme muchísimo en lo simbólico de la acción y a enfocarme muchísimo en las formas como componen el espacio dentro de la fotografía sin la presencia de los colores, sin embargo, dentro del proyecto editorial hay fotografías en color, en ese sentido no somos tan puristas, hay momentos en donde vale la pena el color y se impone con toda su fuerza.

Salón Colombiano: ¿Con que tipo de cámara fueron tomadas estas fotos?

Ariel: La mitad del trabajo se ha hecho con cámara digital y la otra mitad se ha hecho con cámara analógica de 35mm.

Algunas se han hecho con Sony A73 y otras con Canon 5D Mark III. La la cámara analógica es una Contax RX, una cámara bien bonita. Los lentes utilizados tanto en la Sony como en la Canon hacen parte de esta cámara, son Carl Zeiss analógicos que venían en ese momento con estas Contax y solo tengo un lente 35mm 1.4 electrónico de Canon de resto todo se hizo con óptica analógicas, manuales 100%. Se agradece de estos lentes la gamma tonal que producen, también que en condiciones de mucha humedad, condiciones extremas como las del páramo al no ser electrónicos, las posibilidades de que fallen son muy bajas, se me han caído y no se rompen, son muy resistentes, los lentes de nueva generación son más frágiles a veces los contactos de los circuitos fallan, en condiciones muy extremas de humedad o de cambio de temperatura las board de estos lentes pueden fallar.

Salón Colombiano: ¿Qué es lo que más te gusta de la fotografía?

Ariel: Lo más interesante de la fotografía es que a través de ella también te comienzas a conocer a ti y que cada imagen, cada fotografía no deja de ser una manera de cómo tu percibes el mundo, cómo te relacionas con él y cómo estableces distancias a través de lo que retratas, bien sean personas, objetos o situaciones. Creo que también la fotografía sobre todo nos ayuda a generar vínculos, a construir un relacionamiento con los espacios, a acortar distancias y generar proximidades en estos temas que nos convocan.

La fotografía es un gran camino que sirve también para entender. Hay situaciones que al revisar y revisar esas imágenes, comienzan a salir las capas de relatos que en el primer momento cuando tu pasas la mirada y sigues, no ves, no descifras del todo. Entonces también es una herramienta de investigación.

Salón Colombiano: ¿Qué consejo le darías a los fotógrafos que deseen comenzar con el tema documental?

Ariel: Lo que recomiendo es dejarnos escoger por los temas, darnos la posibilidad de vincularnos con las cosas que más nos llaman la atención y después nada, hacer el camino personal, de lo que se trata es justamente eso, de crear una obra coherente con lo que somos, que comunique y que en la medida que comunique no importa si solo llega a 10 o a 20 personas, no debería haber una ansiedad por llegar a las grandes audiencias y ser portada.

En el ejercicio de la comunicación lo importante es que por lo menos llegue de manera significativa a alguién, y si llega en principio a las personas con las que te relacionas a través de la fotografía y eso quiere decir en primer lugar a quiénes has retratado, y luego si a los demás, pues es una ganancia muy grande, no perder los vínculos con las personas que te vinculas a través de ese registro y que bonito es entonces el momento cuando puedes compartir ese trabajo con ellos y ver cómo reaccionan, que se vean representados y se identifiquen con ello, eso es muy satisfactorio y gratificante.

Les agradezco muchísimo que a través de su blog puedan promocionar también lo que hacemos y poder compartir la experiencia con ustedes es muy bonito y muy agradable. Nos encantaría poder llevar el libro allí a Medellín y conversar más.