Nuestros finalistas de la Bienal 2020.

En el Salón Colombiano de Fotografía invitamos a nuestros finalistas para que nos compartan detalles de su obra ganadora, sus experiencias en el mundo de la fotografía y algo más.

Ella es Liliana Ochoa, portada de nuestro catálogo 2020 y ganadora en la categoría individual, tema Fotografía de Calle, con su trabajo “Ballet en el cielo”

Escucha el PODCAST del Salón con la entrevista completa (11:38):
https://anchor.fm/saloncolombianofotografia/episodes/Ganadora-categoria-individual-tema-fotografia-de-calle-Liliana-Ochoa

Salón Colombiano. Bienvenida Liliana y gracias por aceptar nuestra invitación para conocer más sobre tu trabajo como fotógrafa.

Liliana. Muchas gracias por esta entrevista.
Soy una fotógrafa aficionada hace 12 años. Estudié un diplomado en Yurupary y he ido reforzando la fotografía con talleres y cursos durante estos años con diferentes profesores que han contribuido mucho a lo que es ahora mi hobby (afición).

Me ha mantenido muy activa el estar vinculada al Club Fotográfico de Medellín, porque siempre pensaba ¿cómo podía continuar con este hobby y con mi aprendizaje?, pues ya contaba con muy buenas bases. Entrar al Club me gustó, encontré cosas interesantes como por ejemplo las charlas a nivel interno con temas como edición, fotografía de paisaje y otros, además los concursos internos entre nosotros eran un reto, porque cuando yo entré ya había gente de tanta experiencia, que la primera vez que participé fue en un concurso de macro, me fue bien y con eso sentí que era capaz y que podría continuar con esta afición.

He estado en diferentes cursos con fotógrafos como José María Mellado en temas de edición; también Bernardo Hernández del Club Fotográfico de Medellín ha sido uno de mis grandes aliados para perfeccionar muchas cosas a nivel técnico, de cámara, de toma, de todo.

Me orienté por la fotografía de arquitectura. ¡Me encantaba!, fue lo más satisfactorio dentro de mi grupo de fotografías, porque no considero que aún tenga el estilo propio como para cuando vean una de mis fotos sepan inmediatamente que es mía. Soy una buscadora permanente de imágenes, me encanta el paisaje, la fotografía de calle, lo cotidiano, la gente, las escenas naturales de las regiones y ciudades.

Hice una exposición con una galería de Miami y llevé mis fotos de arquitectura y me fue bien, gustaron, pero vi además que estamos muy crudos en mostrar la fotografía como arte, en ser considerada arte y no solo fotografía.

Con la foto del Salón “Ballet en el cielo” también fui ganadora a nivel Colombia en categoría arquitectura de SONY y finalista entre las 14 mejores fotos del mundo. Me dio mucha satisfacción y felicidad.

Esa fue una foto buscada que nace a raíz de que yo vivo en una parte alta de la ciudad, porque me encanta la montaña y el silencio. Me comenzaron a construir un edificio al frente de mi apartamento, gigante y me puse muy triste porque me iban a tapar el paisaje, así que empecé a fotografiar la evolución del edificio y a medida que iba pasando el tiempo comencé a encontrar escenas muy fotogénicas del proyecto que se estaba desarrollando, el trabajo de los obreros, las conversaciones y a medida que iba subiendo, yo lo iba fotografiando. Fue un año constante de fotografía y luego de un año presenté la foto al Salón Colombiano de Fotografía Bienal 2020 y ¡resultó ganadora!

Foto “Ballet en el cielo”: elegida como portada de nuestro catálogo 2020 y ganadora en la categoría individual, tema Fotografía de Calle.

Para mí, el premio del SCF Bienal 2020 ha sido el más satisfactorio, el más anhelado, el que me ha dado más orgullo, para mí no ha habido otro premio. Era un sueño como fotógrafa, paisa, antioqueña y colombiana, porque me ha parecido que ha tenido siempre un nivel muy alto; y venir de Yurupary y con toda esa evolución en mi vida, me pareció fabuloso culminar ese año con ese premio tan chévere.

Salón Colombiano. ¿Cómo nació la idea de esta fotografía?

Liliana. Esta fotografía ganadora nace de la observación cotidiana, diaria del edificio que estaban construyendo desde sus bases y como iba avanzando, me presentaba muchísimas escenas agradables: las excavaciones, los obreros con sus movimientos, ellos juegan cuando están trabajando, cogen una pelota, se ríen entre ellos, se molestan. Había escenas de todo: de material, de componente humano y le fui haciendo el recorrido todo el tiempo, hasta que un día vi esa escena tan espectacular y salí corriendo, estaba hasta nerviosa ¡que no se me movieran! porque encontrar a esos 10 obreros montados ahí de una forma tan armónica, no es fácil y todos ahí, cada uno en su cuento. Yo me di cuenta que ellos conversaban y estaban cada uno metido dentro de las barritas de hierro haciendo su labor… es muy linda.

Me quedé mucho rato haciéndoles fotos, después hice otras, pero no fueron tan acertadas como ésta, inclusive una revista inglesa (Digital Camera World) hizo un comentario muy lindo de la fotografía y la comparaban con aquella fotografía icono de los obreros en New York y decían que parecía “un baile en el cielo” y me sentí súper grata y orgullosa.

Salón Colombiano. ¿Cómo elegiste justamente esa foto?

Liliana. En el Club hacíamos análisis de fotografías y la llevé un día a ver qué opinaban mis compañeros de ella. Varios me dijeron que esa era una fotografía ganadora y espectacular y cuando vi el ojo tan educado y de tanta trayectoria de ellos, pues yo me dije: si gustó tanto… me propuse a enviarla al Salón Colombiano de Fotografía Bienal 2020 y me sentí muy orgullosa de que seleccionaran entre 7 mil una fotografía mía. Me pareció un gran honor tanto a nivel internacional, como nacional, como digo no hay un premio mayor que el del Salón Colombiano de Fotografía, ya con ése ¡quedé lista!

Salón Colombiano. ¿Una cámara?

Liliana. Mi cámara es Canon, siempre he tenido Canon, mis lentes son Canon y ahora tengo una R6 Canon y estoy enamorada. Como he manejado Canon durante tanto tiempo, es más fácil para mí; encuentro que es una maravilla en los puntos de enfoque, estoy enamorada, ésa es la palabra, en este momento.

Salón Colombiano. ¿Que consejo le darías a quienes quieren comenzar en el mundo de la fotografía?

Liliana. He encontrado amigas que me dicen que les encanta la fotografía y yo les digo que yo empecé tarde, que lo hagan. En el ciclismo empecé a los 45 años.

Hay que empezar a hacer las cosas sin miedo y tratando de hacerlas bien.

Yo encuentro que la fotografía ahora es para todo el mundo y más con los teléfonos que más que teléfonos son cámaras. Es una profesión espectacular que regala mucho mundo, sobre todo a los jóvenes que quieren estar recorriendo el mundo y conociendo todas las culturas, ya hay demasiadas posibilidades porque lo tenemos a la mano y puedes mostrar la fotografía que hiciste, ponerla a que alguien te la califique en miles de concursos que hay y que ofrecen evaluación de jurados. Yo pienso que todo el que lo quiera hacer lo debe hacer, que empiece con lo que tenga, así sea el celular.

Salón Colombiano. ¿Te gustaría dar clases?

Liliana. Comparto todos los conocimientos que tengo a la mano con el que quiera y he sentado a varias personas al lado mío a hacer fotografía y en el computador para  el tema de edición, les he dado bases y los he animado, pero todavía no me siento tan madura de estar en un salón de clases y transmitir mis conocimientos, que con seguridad serían muchos y sobretodo sería una profesora muy de práctica, porque me parece que la práctica lleva a mejorar en técnica, en ojo. Es importante la teoría, pero la práctica es fundamental.

Salón Colombiano. ¿Qué es para ti la fotografía?

Liliana. Las fotografías tienen la característica de llevarte a ese lugar donde la tomaste, incluso uno siente el ambiente, la calidez, los colores, las sensaciones de ese lugar donde estuviste, hay fotografías que lo vuelven a llevar a uno a ese lugar y es por eso es que la fotografía es inmortal, siempre nos va a mostrar un lugar que conocemos o no conocemos y por medio de ella lo conocemos, pienso que nos transporta a lugares espectaculares.

Fotografías de calle, con elemento humano, realizadas en la ciudad de Cartagena, Colombia. Imágenes cotidianas de esta hermosa ciudad donde se mezclan grandes diferencias, en diferentes niveles de la sociedad.

Fotografías realizadas en la ciudad de New York, donde se hace un registro descontextualizado para mostrar de forma en diferente imágenes representativas de esta gran ciudad, pero en reflejo sobre vidrios o vitrinas cercanas.

Fotografías realizadas en la ciudad de New York, donde se hace un registro descontextualizado para mostrar de forma en diferente imágenes representativas de esta gran ciudad, pero en reflejo sobre vidrios o vitrinas cercanas.

Fotografía realizada en la ciudad de Medellín. Palacio Nacional, edificio icono, convertido en centro comercial, registrado en época de pandemia, donde la recesión se hace notoria.

Salón Colombiano. Liliana muchas gracias por tu tiempo ¿quisieras decir algo más?

Liliana. Quisiera tener un estilo muy propio en muchos sentidos, por eso digo que soy como una buscadora de imágenes porque no puedo decir que a mí me caracterizan los proyectos de tipo social, o los paisajes; para mí la fotografía es una búsqueda de todos los días, una asociación de todas esas sensaciones que me trasmiten.

y seguiré haciéndolo, si Dios quiere, hasta el día en que me muera.